INTRODUCCIÓN
PLAN ESTRATÉGICO 2030

A lo largo del tiempo, la Universidad Iberoamericana ha buscado incorporar para su desarrollo los elementos esenciales que le permitan responder a los desafíos que le demanda la sociedad, porque como Universidad Jesuita, no existe para sí misma, sino para aquellos que le dan vida y sentido, para quienes la sostienen y creen en ella y para cumplir su compromiso con el entorno histórico que la configura.


Durante el año 2018, la Ibero CDMX inició con los trabajos del Plan Estratégico Institucional “Rumbo al 20-30”, en el que se propusieron los elementos de planeación, que respondían a los retos centrales que se vislumbraban en ese momento, con la intención de que la IBERO avanzara, en su modelo de Universidad, desde la perspectiva del Proyecto Educativo que le ha encomendado la Compañía de Jesús.

Cuando el Plan Estratégico apenas iniciaba su funcionamiento, llegó la pandemia del COVID 19, que trajo grandes cambios a un mundo que se ha transformado totalmente. Por supuesto estos cambios afectaron de manera directa a la Universidad Iberoamericana, lo que la llevó a la necesidad de renovar y ajustar el ya mencionado Plan Rumbo al 20-30, para que la planeación esté acorde a los nuevos tiempos y, cumpla con las grandes expectativas que se derivan de la realidad actual de pandemia y post pandemia.

De acuerdo con lo que dijo el Rector, el Dr. Saúl Cuautle Quechol S.J., en su ceremonia de toma de posesión: “Hoy en día por la adversidad que vivimos, necesitamos de nuestras mejores cualidades para salir airosos del desafío; necesitamos descubrir y poner al servicio de todos y todas, nuestros recursos más invaluables como personas y como institución educativa”.

El anterior Plan Estratégico Rumbo al 20-30, atiende las problemáticas institucionales previas a la pandemia, pero no contempla los cambios derivados de la nueva realidad, por lo que, a finales del año 2020, se inicia con un proceso de ajuste y renovación del mismo, que permita contar con un nuevo plan estratégico que señale el camino que establece los procesos de transición que requiere la institución en esta etapa de cambio de época.

La comunidad de la Ibero, es poseedora de un carisma, que le confiere la sensibilidad necesaria para situarse de manera exitosa en la etapa de transición que está generando el COVID 19, pero es importante contar con un instrumento, como la Planeación Rumbo al 20-30 renovada, que ayude a los miembros de la institución, a formular, implantar y evaluar, las decisiones que habrán de desarrollarse de forma integral en el futuro.

La situación actual del mundo y de México, requiere de cambios importantes tanto en el quehacer universitario como en la oferta académica; la Ibero propone una Universidad de excelencia, que atienda los problemas sociales, que genere conocimientos que impulsen el bienestar para todas y todos y que colabore de forma más cercana con las obras apostólicas de la Compañía de Jesús.


El Plan Rumbo al 20-30 renovado, marca un camino de cambio e innovación y, aunque retoma diversos elementos propuestos en la planeación inicial, enfatiza aspectos que le permitirán a la Universidad situarse de la mejor forma en la nueva realidad, para enfrentar sus retos y sus desafíos.

Es importante destacar, que lo más relevante del Plan Rumbo al 20-30 renovado, no es el documento de presentación, sino los procesos de reflexión y acción derivados del mismo, que se llevarán a cabo al interior de la institución, en las distintas instancias universitarias.

Este trabajo será la base para que la comunidad universitaria en su totalidad, pueda cumplir conjuntamente la misión de la Universidad.

El plan hace hincapié en la necesidad de construir nuevos modelos que lleve a los actores de las diversas funciones sustantivas de la Universidad, a realizar un trabajo conjunto e innovador, con la idea de lograr sinergias y mejores resultados. Por otra parte, se invita a que los modelos propuestos se vayan adecuando a las distintas instancias universitarias, de forma que funcionen como herramientas valiosas para el trabajo diario.

El desarrollo y la implementación del plan estratégico de cada una de las instancias universitarias, se llevará a cabo a través de talleres, lo que permitirá detallar las acciones concretas.

A continuación, se muestra en primer lugar la Misión, que durante este proceso de planeación fue adaptada al contexto actual, y los Valores, planteados como un sistema de orientaciones.

En segundo lugar, y desde la reflexión sobre seis grandes temas, se presenta la Visión, que se propone como rumbo estratégico. A partir de la visión, se proponen seis líneas estratégicas, a manera de aspectos centrales, sobre los cuales debe trabajar cada una de las instancias de la Universidad.

Para acotar el sentido y alcance de estas líneas, se establecen una serie de dimensiones de las mismas cuyo propósito es orientar y proporcionar unidad y dirección a las acciones. Finalmente, se definen los objetivos estratégicos.

En estos tiempos complejos, quienes colaboramos en la Ibero, debemos asumirnos como un mismo cuerpo, integrado, crítico, humanista, reflexivo, innovador, esperanzador y de servicio, que toma decisiones que fortalecen a la institución, e identifica oportunidades para que la Ibero sea una institución más ágil y resiliente en el futuro. Pero todo esto, hay que hacerlo desde un marco común, en un entorno con un ritmo acelerado, en donde la información es incompleta y no siempre hay respuestas correctas.

Introducción
Plan Estratégico 2030